el párpado en el fuego

Lo impòsible es cada vez mas posible pues lo real y lo posible es cada vez mas intolerable. Vienen tiempos duros, estad preparados para sus mentiras, montajes y presidios… Sin duda tienen miedo…

El cielo de plomo

Rehuiré de toda penitencia
que nadie lleve mi cruz,
entre ladrones vivo y muero,
hare trampas en este juego,
lo bueno y lo malo
esta para vivirse.

La prudencia es una temeridad
que nos lleva a morir de aburrimiento,
todo es importante pero ya nada importa,
no voy hacer caso a nadie
estoy aprendiendo a morir.

Cada día es uno más en soledad,
pero no importa, discuto con el aire,
solo contigo quiero estar.
Y eso es imposible, nada más que hablar.

Las fiestas son aburridas,
las ventanas están cerradas,
la dulzura de la juventud está lejos
allí donde los recuerdos son solo olvido,
voy a quemar las últimas ruedas,
para en la carretera reventar.

Celoso de tu belleza no puedo dejar de mirar,
celoso de tu mirada quiero estar ciego.

Entro en una estancia llena de tu vacío,
es una sensación de temor.
Debo huir, no estoy a la altura.
Hechizos secuestran mi pensamiento,
voy a disparar los últimos cartuchos
y a la calle a reventar.

Abro la puerta,
celoso de tus pasos,
hay una escalera hacia los terrados
donde el cielo es de un plomo
que nos impide volar.
Las calles hoy están repletas de silencios
bajo el cielo de plomo
que nos impide volar.
Llueve la dulzura que esconde la belleza,
las sensaciones nacen de los recuerdos.
Y los recuerdos llaman a la puerta,
suena un helicóptero sobre las cabezas,
todas las noches, en cualquier lugar.
Temo acercarme a ti,
no quiero volver a tener esas sensaciones.
No quiero volverme a engañar.
Mi cuerpo en decadencia ya no puede engatusarme,
volveré a mi paraíso solitario
de luces y soledad asumida.

Me siento en la plaza junto a mi perro,
veo a las criaturas que juegan,
vuelve los recuerdos verdaderamente felices,
las ventanas están cerradas,
alguien llama a mi puerta,
arrancare el corazón de mi pecho
al abrirla de par en par.
Acércate mientras intento alejarme,
soy estúpido lo se,
pero se llevar mi cruz,
no necesito a nadie,
Un helicóptero en un cielo de plomo
que nos impide volar.

Anuncios

La noche está sobrevalorada.

Quizás sea el frío que me invade,
un frío que puede quemar como el fuego,
déjame estar junto a ti,
compartir una peña aventura
en los juegos de esta noche.
Hagamos de nuestra destrucción un banquete
y alimentémonos de nuestras vidas derrotadas.

Acerca tu aliento, dame aire,
construye con tus manos
sobre mi piel la perdida belleza.
Acércate y tapate,
esta noche nada podrá dañarnos.

Nadie nos pertenece,
solo nos compartimos.
La noche quizás este sobrevalorada.
También con la luz podemos jugar.
Ninguna duda y ninguna certeza.
Nuestro placer se colma de indiferencia,
simplemente ocurre
como un inmisericorde acto de la naturaleza.

No pretendemos levitar.

Prefiero ignorar esta monserga,
largas discusiones fútiles
en las cuales solo el tiempo se pierde.
Tenemos tanto que hablar,
tanto que comprender
y mucho más que hacer,
esta gente no es mi gente,
se queden con sus mierdas,
falsedades, chácharas,
normas y paralizantes ideas.

Vayamos a nuestros sencillos
y comunes sitios
donde nuestros rostros
son paisajes de lo cotidiano,
son la amable lucha entre iguales,
son los cómplices cuerpos
y las cómplices palabras,
huyendo de sus trascendentales
e importantes Verdades
que esconden las mayores mentiras
de futuros inalcanzables
y presentes perdidos
por la solemnidad
de quien se considera importante.

Estimo nuestros cuerpos y nuestras palabras.
Estimo las imperfecciones que golpean la estúpida belleza.
Estimo los errores que desmienten las preconcebidas ideas..

Vigilantes nos observan con su plástica expresión,
mientras nos prejuzgan con sus sintéticos discursos.
Toda esta seriedad no disimula la realidad cómica
de sus preocupaciones aburguesadas que nos hacen
que entre nuestras payasadas seamos más felices, ignorando
que sus tribulaciones de vedettes de la rebeldía
y seriales de la pureza y melodramáticas trascendencias
de quien manda y nadie obedece.
Vuestros problemas son demasiado elevados,
los nuestros apenas transcienden.
Estamos en el suelo, arrastrándonos,
ya no podemos caer más bajo.
Tampoco pretendemos levitar.

A por ellos o la vergüenza de ser español.

Gloriosa patria que desde siglos,
solo las guerras que ha ganado
han sido contra poblados desarmados
o contra su propio pueblo…

A por ellos gritad valientes españoles,
a por las poblaciones desarmadas,
a por las ideas libres,
a por la mujer emancipada.
a por el jornalero que protesta,
a por el obrero en huelga,
a por la familia desahuciada,
a por quien habla en otra lengua,
a por quien vive diferente
a por ellos.

A por ellos,
a por el toro,
a por el pobre,
a por el raro,
a por el maricón,
a por la feminista,
a por la bollera,
a por el inmigrante,
a por la mujer sin peineta.

Patria de caciques,
corruptos e imposturas.
Mirad la nación, que fuerte se levanta,
para tapar tanta opresión, tantas corruptelas
qué vergüenza me daría eso de sentirse español.
A por ellos dicen
cuando antes decían: sin violencia se puede dialogar de todo,
recordad el síndrome del norte,
sin violencia no dialogan,
pero antes al menos miraban bajo los coches,
gritan a por ellos
con toda la desvergüenza…

Los curas santificando las porras,
los mercenarios de la voz, la imagen y la pluma
mintiendo exaltada mente…
A POR ELLOS…
las cunetas llenas tiemblan ante la posibilidad de que vuelvan a llenarse.
A por ellos gritan a su ejército,
a por ellos pues gritan pues estamos desarmados
a por ellos, que no se note que son un ejército de cobardes.

Y ahora van a por vosotros.

Alguien se forro con la burbuja inmobiliaria,
mientras mirabais para otro lado,
algo lógico porque también os beneficiaba.
Y vinieron los recortes y eufóricamente los aplicasteis
era evidente que también os beneficiaban.
Aumentaron los despidos apenas os preocupo
pues los vuestros también despedían
y la precariedad es la base de vuestros negocios.

Mataron los mossos aquel en la calle aurora
y lo justificasteis porque era gay y estaba drogado…
Murrio aquel otro en la comisaria de Girona,
lo disimulasteis pues paso en agosto.
Y tanta gente muerta bajo custodia,
la lista es larga,
no es por nada era vuestra poli
o vuestros funcionarios de prisiones.

Nos habéis golpeado y dejado a gente sin ojo
pero no os importo pues nos lo habíamos buscado
por hacer huelga y manifestarnos.
Y cuando venían los nazis a apuñalarnos
felizmente comentabais que eran preocupantes
las peleas de tribus urbanas.

Nos machacasteis en cada huelga,
os preocuparon la salud de los containeres
pero no el bienestar de la gente trabajadora,
no os importo defendíais el derecho a seguir precarizando.
Sabemos que en algunas de vuestras empresas
solo trabajan mujeres precarizadas,
bajos sueldos y peores condiciones haciendo botellas de plástico,
heroico quien lucha por la patria
pues se le ignoran sus pecados.

Y nos golpeasteis con saña en la plaza Catalunya
era para limpiarla dijisteis y os quedasteis tan tranquilos.
Éramos fascistas cuando rodeábamos el Parlament
y vuestros jefes en helicóptero…
y votasteis sin problema las retalladas…
y leyes ultraliberales….
¿Ahora somos el pueblo y debemos defenderos?
Si salimos el 1 o el 3 fue a defender nuestra vecindad
no vuestras urnas,
que no que ni votemos, ni votaremos
y si alguien vota pues nos la trae fresca.

Nos han detenido por ser anarquistas y escribir libros,
no hicisteis nada, terroristas decíais.
Nos habéis extraditado a Alemania,
ni siquiera pestañeabais, atracadoras justificabais.
Nos habéis golpeado, maltratado, desahuciado, disparado,
nos lo hemos buscado replicabais pues
era vuestra policía, vuestros privilegios,
vuestros inmuebles, vuestras balas
lo que se defendía.

Nos hemos quedado sin recursos
y nos ignoráis arguyendo sin disimulo
que el mercado lo necesita, quien no triunfa es tonto.
Hemos muerto esperando la ayuda a la dependencia,
en la lista de espera para operarnos,
da igual es la crisis decíais, es Madrid
pero nuestro cotidiano sufrimiento habéis ignorando.

Ahora vuestros grandes de España os reprimen,
no se porque absurdos, de trapos y patrias,
nos recitáis el poema ese de que van a por alguien y nada hicisteis
pero siempre han ido a por nosotras
y siempre estamos haciendo lo que buenamente se pueda,
no por vosotros, no por aquel sino para liberal lo cotidiano…
Ahora han ido a por vosotros,
a saber la que habéis liado y aunque nos la repanpimfle
con un lema seguimos luchando:
“Abajo los muros de las prisiones”
y sabemos que nada podemos esperar de vosotros
y vuestra futura república.